Tecnológicamente atrapados

Tecnológicamente atrapados

Por Carmen Uribe

El Ayuno de Daniel promueve una desintoxicación tecnológica a cambio de una renovación espiritual

¿Ya notaste cuántas horas pasas en el celular navegando en internet? ¿Ya te diste cuenta cuántos momentos importantes te perdiste por estar atrapado tecnológicamente? ¿Ya percibiste cuántas personas se han alejado de ti porque sintieron que cuando estás con ellas no les prestas la debida atención?

De acuerdo con el obispo Edir Macedo, este propósito de fe tiene como finalidad abstenernos de cualquier información y entretenimiento secular a cambio de una renovación espiritual que, a su vez, beneficie nuestro entorno: “Hay cosas que interfieren en nuestra relación con Dios, por ende, el Ayuno de Daniel consiste en aislarnos por 21 días de ellas para estar más cerca de Él”, dice.

No obstante, este evento también promueve que el participante desintoxique su interior de cualquier preocupación, complejo, trauma, problema, sentimiento o actitud que le ha llevado a equivocarse, así como de desprenderse un poco de la tecnología a la que, tal vez, se ha vuelto dependiente, pero que reconoce necesita tiempo a solas, con Dios, para reencontrarse.

Si quieres participar y no sabes cómo, te dejamos algunos puntos que te ayudarán a aprovechar el Ayuno de Daniel al máximo:

  • Remueve todas las actividades innecesarias e inútiles de tu día a día que te alejan de Dios.
  • Evalúa tus prioridades. Por ejemplo, comer, beber, dormir, trabajar, estudiar, cuidar de tu vida espiritual, de la salud y relaciones con los demás son cosas necesarias. Lo que no sea tan importante o una mera distracción, exclúyelo de tu vida.
  • Medita en la Palabra de Dios. Si ya lo haces, continua haciéndolo. Si no, empieza aunque sea con un versículo y pídele a Dios que te ayude a entenderlo y a practicarlo.
  • Dedica lapsos de tu día para hacer una oración, no tanto para pedir, sino para decirle a Dios por qué Lo necesitas.
  • Absorbe contenidos espirituales, como libros, música, series… (si deseas, en la Universal tenemos ese material que puedes adquirir a un precio muy accesible).
  • Date un break respecto al uso de internet con el fin de fortalecerte espiritualmente, se recomienda solo usarlo para cuestiones laborales o realmente necesarias.

Si quieres saber más de este propósito de fe, puedes acudir al Centro de Ayuda Universal más cercano a ti, en especial los miércoles y domingos en los diferentes horarios.

 

El Ayuno de Daniel transformó su vida, ¡entérate cómo!

Alejandra Jardines: “Mis traumas de infancia me llevaron a tener pensamientos suicidas. Crecí siendo insegura y al casarme celaba a mi marido. Él se accidentaba mucho y me deprimía; estábamos muy mal hasta que mi hermana me invitó al Centro de Ayuda. Aquí encontré respuestas, paz y vi un cambio interior en mí. Tuve esperanza y fuerzas para seguir adelante. ¡Fue inolvidable!”.

Oscar Flores: “Tenía problemas de vicios, espirituales y para dormir. Buscando salidas, visité brujos, pero nada mejoró. Recibir el Espíritu Santo fue una de las experiencias más grandes que he tenido, lo más bonito de todo. Encontré lo que esperaba encontrar en los vicios y, por ende, dejé de tomar. El Ayuno de Daniel ayuda a fortalecerte y llenarte de la Presencia de Dios”.

María del Carmen: “Pasaba por situaciones críticas tanto físicas como espirituales antes de tener al Espíritu Santo en mí. Enfermedades, carencias, abandono familiar, problemas económicos. Decidí hacer el Ayuno de Daniel con fe y todo lo malo se transformó. Hoy soy diferente, tengo paz y alegría. Recibí gozo y tranquilidad de parte de Dios que me ayudó a ser otra mujer”.

 

 

comentarios

[fbcomments url="http://nuevo.universal.org.mx/2018/02/12/tecnologicamente-atrapados/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games