Lo que no se debe decir en el matrimonio

Lo que no se debe decir en el matrimonio

Por Carmen Uribe

Las consecuencias de un mal comentario en un momento inoportuno pueden llevar a un matrimonio al divorcio.

Aunque es prácticamente imposible que no haya discusiones en tu relación, puesto que son dos personas diferentes viviendo bajo el mismo techo, sí podemos frenar las palabras que utilizamos al hacerlo.

«No hay ninguna posibilidad de mantener una conversación con tu pareja si se hacen acusaciones el uno al otro, pues de esa manera solo se logra que la otra persona se ponga a la defensiva», explica Virginia Gilbert, terapeuta familiar experta en relaciones de pareja.

Por su parte, Renato Cardoso orienta a las mujeres: «Hay algo que nunca le debes decir a tu marido, y nunca es nunca, sin excepción: “te lo dije”. Es lo peor que una mujer le puede decir a un hombre, puesto que esto hiere su orgullo positivo. Después de todo, sobre él está la responsabilidad de ser líder».

Cristiane Cardoso agrega: «aunque no lo hagas con maldad, el hombre piensa que atacas su esencia y él necesita que lo respeten. La mujer debe ser el apoyo que requiere para levantarse, no quien lo minimice».

El matrimonio Cardoso sugiere que, en decirle que estás segura que encontrará una solución y así le demuestras que crees en su potencial. El hombre no necesita que le recuerden que se equivocó, solo requiere un apoyo.

Lo que nunca debes decirle a tu esposa

Así como el hombre tiene la necesidad de sentirse fuerte, la mujer la tiene de sentirse atractiva. Por más que tus intenciones sean las mejores evita decirle a tu esposa algo con respecto a su apariencia. La mujer tiene todo en su contra, la moda, los estándares de belleza que exigen que sea de una forma; por lo mismo, debes tratar de ser positivo en cuanto a tus comentarios.

Procura elogiarla cuando se arregle y no la compares con otras, si no tienes nada bueno que decir, es mejor que no digas nada. Trabaja en su autoestima diciéndole cosas positivas, nunca negativas.

 

“Engañé a mi esposa con otra mujer”

Nabor y Altagracia:Hoy somos un matrimonio feliz que sabe solucionar los problemas antes de que crezcan, pero una vez estuvimos a punto de divorciarnos.

La relación era distante, no nos entendíamos y, por ende, no nos sabíamos tratar; consecuencia de eso, engañé a mi mujer. Así llegamos al Centro de Ayuda Universal.

En la Terapia del Amor, me enseñaron a perseverar.  Solucionamos todos los problemas que teníamos y he aprendido muchas cosas.

Mi esposa sanó todas las heridas que le causé y yo cambié mis actitudes para con ella, soy fiel. Mi matrimonio está renovado y reforzado”.

“Estuvimos a punto de divorciarnos”

María Asunción y Héctor: Si no fuera porque llegamos a la Universal a tiempo nos hubiéramos divorciado.

Había peleas, la relación estaba fracturada. No había ese entendimiento y comprensión que hay las parejas, estábamos muy mal.

En las reuniones de la Terapia del Amor, entendí que había una solución al problema por el que estábamos pasando y perseverando se restauró nuestra relación. Somos muy diferentes.

Ahora, hemos aprendido a entendernos como esposos, como pareja, pues comprendí que para que un matrimonio funcione, Dios debe ser la base”.

 

Te puede interesar: ¿Tienes miedo de casarte?

 

 

 

   

comentarios

[fbcomments url="http://universal.org.mx/2018/02/12/lo-no-se-decir-matrimonio/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games