El peligro del “sueño espiritual”

El peligro del “sueño espiritual”

Por Social Media

El sueño de calidad es esencial para la salud. Pero, espiritualmente hablando, el hecho de dormir no tiene un significado muy bueno.

“Por lo cual dice: Despiértate, tú que duermes, y levántate de los muertos, y te alumbrará Cristo.” Efesios 5:14

¿Por qué la Biblia asemeja el acto de dormir espiritualmente con la muerte? En su blog, el obispo Macedo explicó esa relación. “Cuando seres vivos y máquinas están en estado de reposo, significa que sus funciones no pueden ser ejercidas en aquel momento. La inactividad o la falta de energía los deja frágiles, vulnerables, inactivos e inútiles. Así también es la fe. Cuando está dormida, no sirve para nada y no hay diferencia alguna de que exista o no. ¿De qué sirve tenerla si no se hace nada con ella?”, pregunta.

Uno de los principales peligros cuando la fe está durmiendo es el riesgo de la pérdida de la Salvación, pues la principal arma para protegerla está inactiva. Y de acuerdo con el obispo Edson Costa, ese estado es el resultado de estar mucho tiempo sin atender la vida espiritual. “El sueño de la fe no viene de un momento a otro. Si antes la persona colocaba a Dios por arriba y al frente de todo, ahora está relajada. El diablo viene, lanza su semilla y se queda lejos, solo observándola crecer”, explica.

En ese estado, las semillas malignas, como la duda, ansiedad y miedo, crecen y sofocan la Palabra de Dios, de tal manera que ella no tiene oxígeno para desarrollarse y muere.

¿Cómo despertar?

El obispo Macedo explica que Dios dejó en Su Palabra qué es necesario para revertir este hecho y despertar la fe. “Él dejó sus mandamientos, consejos, exhortaciones y promesas; herramientas, como oraciones, ayunes, diezmos, ofrendas y votos; y los ejemplos de lo héroes de la fe. Todo esto es capaz de agitarnos, pues nos incita a hacer algo al respecto de lo que fue propuesto y enseñado”, afirma.

Una vez despertada, la fe puede realizar todo lo que parece imposible para los hombres. “Sin actitudes, su fe aún estará dormida y nada pasará. La característica de la somnolencia es la pasividad, y la mayor señal de que algo está despierto es la acción. Mientras su fe esté dormida, su victoria también lo estará”, dice.

Un recado para los bautizados en las aguas

Muchos cristianos se debilitaron, se enfriaron o hasta cayeron en la fe porque, después del bautismo en las aguas, no continuaron alimentando su fe. Así como un bebé no puede ser abandonado, el bautizado en las aguas es un bebé espiritual que necesita ser cuidado por su madre espiritual, que es la iglesia. Y ese cuidado se lleva a cabo en las reuniones de miércoles ―el día de los miembros bautizados en las aguas.

Si te has bautizado en las aguas recientemente o desde hace mucho tiempo, pero no le has dado continuidad a tu desenvolvimiento espiritual, te sientes débil, no logras orar, estás pasando por luchas y pruebas, la reunión de miércoles es para ti. Por lo tanto, no faltes. No esperes a tener tiempo o el deseo, haz lo que tiene que ser hecho, sintiendo el deseo o no. No descuides tu Salvación.

Por lo tanto, bautizado o no en las aguas, es necesario estar presente todos los domingos en el Centro de Ayuda Universal más cerca de ti, para no caer en el sueño espiritual y perder la Salvación, el bien más preciado del ser humano. Consulta nuestras direcciones.

 

comentarios

[fbcomments url="http://nuevo.universal.org.mx/2018/02/10/peligro-del-sueno-espiritual/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games