La paciencia de la fe inteligente

La paciencia de la fe inteligente

Por Pedro Minetti

¿Cómo combinar la fe con la paciencia? ¿Qué tiene que ver la fe con la paciencia?

Si la fe fuese herramienta exclusiva de soluciones inmediatas como la magia, nada tendría que ver con la paciencia. Sin embargo, la fe y la paciencia son dones del Espíritu Santo para que Sus hijos tengan condiciones de enfrentar a los problemas y vencerlos.

La paciencia nunca fue mi fuerte, porque no lograba combinarla con la fe. Siempre pensé que la fe atropellaría a la paciencia y resolvería mis problemas sin tener que esperar. Solo que, después de décadas en la fe con mi Señor, finalmente, aprendí que la paciencia es una de las virtudes de la fe inteligente. La paciencia es perseverante incluso bajo las peores circunstancias. Cuanto más firme es la paciencia, más poderosa es la fe.

Pero el joven en la fe, a causa de su inmadurez, no lo ve así. Cree que por la fe las cosas tienen que suceder, cueste lo que cueste, en el tiempo de él. Si observamos sus actitudes, constataremos que ha usado la fe sin contar con la paciencia o la perseverancia. Siendo así, su fe solo tiene visión para vencer. Y cuando pierde, se ve frustrado, como si la culpa fuese de Dios.

Sin embargo, si la fe es inteligente y está acompañada de paciencia, existe la consciencia de que ella, en principio, tiene que perder (sembrar, invertir), para, entonces, allá adelante, cosechar sus frutos. Es como dice el texto sagrado:

“Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra (donde sembró), aguardando con paciencia hasta que reciba la lluvia temprana y la tardía.” Santiago 5:7

“El Espíritu Santo enseña: que la prueba de vuestra fe produce paciencia.” Santiago 1:3

“El Señor Jesús también enseña: Con vuestra paciencia ganaréis (salvaréis) vuestras almas.” Lucas 21:19

El Espíritu de Dios me ha enseñado en mis desiertos que la fe sin paciencia no funciona para la Salvación eterna; que la fe es socia inseparable de la paciencia. La fe sin la paciencia puede funcionar de forma inmediata en la cura Divina. Pero no para la Salvación eterna.

“… corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el Autor y Consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de Él sufrió la cruz (con paciencia porque tenía fe en Su gozo futuro), menospreciando el oprobio (no les hizo caso a los escarnios sufridos), y Se sentó a la diestra del Trono de Dios.” Hebreos 12:1-2

 

comentarios

[fbcomments url="http://nuevo.universal.org.mx/2018/01/27/la-paciencia-la-fe-inteligente/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games